viernes, 9 de noviembre de 2012

La expresividad de los triángulos

El triángulo es la forma poligonal más sencilla y también la más estudiada en geometría -si descartamos a la circunferencia entre las formas a considerar-. Desde la expresividad creativa, un triángulo puede ser contorno, dintorno o ambos. Puede estar definido o sugerido. Y aunque lo más probable es que se muestre puntiagudo, cualidad que aumenta cuando no se apoya en un lado, también puede ser dulcificado redondeando sus esquinas o fundiéndolo con el fondo. También destacará la estabilidad o el desequilibrio, incluso el movimiento o el vuelo. Una de las aplicaciones más habituales de los triángulos es la constructiva. Tanto en el plano, donde la red isométrica es la principal organizadora; como en el espacio, donde las cerchas hacen posibles estructuras complejas a partir de este módulo lineal, plano y sencillo. Cualquier característica que se desee se verá incrementada o suavizada gracias al colorido y la textura, la armonía o el contraste, la soledad o el agrupamiento, la gradación o la ruptura. Aquí podemos observar algunas propuestas expresivas de alumnos.






Con un poco más de volumen, el triángulo fractal de Sierpinsky

En cuanto a posibilidades expresivas de los triángulos son muy variadas. Percepción, arte pictórico, escultura, arquitectura, ingeniería e incluso vídeo musical. Aquí ofrecemos una pequeña selección.
Psicólogo Gaetano Kanizsa: Triángulo de Kanizsa
Pintor Wassily Kandinsky: Puntas en el Arco de 1927
Pintor José Mª Yturralde. Figuras imposibles:19671970, 1070 Estructuras volantes: 1976, 1977, 19791980
Aquitecto Buckminster Fuller. Estructuras geodésicas: Biosphera Montreal
Cantante Gotye y colaboración de Kimbra: Somebody That I Used To Know
Además los triángulos se utilizan como instrumentos. De dibujo: escuadra y cartabón. De percusión musical: triángulo
Guada,  2012
Profesora de EPV

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada